Alejandro Isturiz Chiesa: Cuarenta especialistas hablan sobre el calentamiento global

Cuarenta especialistas hablan sobre el calentamiento global

  • Una publicación dirigida por la Universidad de Oviedo y la Universidad de Barcelona ha reunido investigaciones punteras y exhaustivas de 40 especialistas internacionales sobre la Antártida.

Past Antarctica. Paleoclimatology and Climate Change‘ (‘La Antártida pasada. Paleoclimatología y cambio climático’), publicada por la editorial científica Elsevier, ha tenido como directores a Jesús Ruiz, profesor del Departamento de Geografía de la Universidad de Oviedo, y a Marc Oliva, investigador del Departamento de Geografía de la Universidad de Barcelona. Las y los científicos que han colaborado en la obra ofrecen la reconstrucción más completa del paleoclima y el medio ambiente de la Antártida y las tendencias ambientales actuales.

Asimismo, estudian la Antártida en conexión con el resto del globo terráqueo, ya que, esta gran cúpula de aire frío, a pesar de tener un funcionamiento climático particular, no evoluciona de manera unilateral, sino que está conectada, como no puede ser de otro modo, con toda la dinámica atmosférica de las latitudes medias del hemisferio sur, produciéndose una relación directa entre ellas. A escala planetaria, existen muchas relaciones del clima antártico con la dinámica del cambio global, y una de las más claras se manifiesta en los glaciares, que en términos generales están disminuyendo por el calentamiento reciente -lo que afecta a la subida del nivel del mar-.

Cuarenta especialistas hablan sobre el calentamiento global

Sin embargo, dentro de esta tendencia de calentamiento de largo recorrido, puede haber décadas o ámbitos concretos de la Antártida en los que, por el contrario, se produce un enfriamiento. Precisamente, este fenómeno ocurre por la mencionada conexión climática de la Antártida con el resto del globo.

Por ejemplo, el fenómeno del ‘Niño’, una anomalía de radicalización del clima que tiene lugar en el Pacífico oriental central, con años más cálidos y en general secos en los que, a su vez, frecuentemente se radicalizan eventos como las lluvias torrenciales, se refleja en variaciones en el clima antártico, como ha quedado patente en las series climáticas de las estaciones de la Península Antártida desde que hay registros instrumentales.

Un año en que esto sucedió fue 1997-98 y, pese a que el ‘Niño’ tiene su origen, como se ha indicado, en el Pacífico oriental, a partir de dicho año se rompió la tendencia al calentamiento de la Península Antártida registrada en décadas previas, produciéndose a partir de esa fecha un enfriamiento que se prolongó hasta 2016, lo que se reflejó, por ejemplo, en la estabilización o el ligero avance de los glaciares de este sector. «

«No hay duda de que se producen este tipo de interconexiones entre el clima de la Antártida y el clima global, y por esta razón resulta de vital importancia continuar las investigaciones que nos permitan conocer mejor este fenómeno y sus consecuencias», afirma el profesor Jesús Ruiz.

En ‘Past Antarctica’ también se abordan el volcanismo, los suelos antárticos, las tendencias climáticas recientes, la fauna y flora relicta y actual, la colonización humana y la geopolítica e investigación antártica de nuestro tiempo, ofreciendo recursos para la comprensión de la Antártida y su historia y promoviendo la investigación adicional en los esfuerzos de conservación.