Alejandro Isturiz Chiesa: Paliando la pobreza energética

Paliando la pobreza energética


  • Casi siete millones de personas en España -el 10% de las familias- no pueden calentar sus hogares en invierno, muy por encima de la media europea.
  • El objetivo: crear una bolsa de energía renovable para erradicar la pobreza energética.
  • Para participar en el ‘Renovathon’, que tendrá lugar los próximos 20 y 21 de noviembre, es necesario inscribirse a través de la página web.

Conseguir un prototipo que logre almacenar los excedentes de energía renovable sobrante y contribuir así a reducir la pobreza energética. Ese es el objetivo (y el reto) del Renovathon, el hackatón organizado por Greenpeace que tendrá lugar vía zoom los próximos 20 y 21 de noviembre.

Casi siete millones de personas en España -el 10% de las familias- no pueden calentar sus hogares en invierno, muy por encima de la media europea. Una cifra que se eleva al 40% cuando se trata de sufrir algún indicador de pobreza energética (ingresos insuficientes, mala calidad de la vivienda o precios elevados en su factura). El Renovathon busca, además de paliar esta situación, disminuir la brecha de la desigualdad, contribuir a frenar el cambio climático y democratizar la energía.

Durante los últimos años, Greenpeace ha trabajado para impulsar nuevas formas de participación ciudadana más allá de un cambio de comercializadora eléctrica. Ahora es necesario dar un paso más allá. “El Renovathon pretende ser un maratón de ideas para poner la inteligencia colectiva a trabajar e inventar así el mejor prototipo para lograr una bolsa de excedentes de energía renovable”, explica María Prado, responsable de la campaña de Energías Renovables de Greenpeace.

La iniciativa ganadora disfrutará del garaje de Greenpeace -un espacio incubador- que contribuirá a su aceleración y maduración hasta el punto de transformarse en un proyecto viable que poder testear en alguna de las entidades colaboradoras.

Para la organización, la idea es dar un salto cuantitativo y cualitativo para acelerar la penetración de las energías renovables a través de la ciudadanía con un potencial suficiente para provocar un cambio social, tecnológico y ambiental. Sin embargo, en el contexto de una transición energética que ya ha empezado, se dan dos incógnitas cruciales que urge abordar: su velocidad y su capacidad para aliviar o agravar las desigualdades existentes. “Por eso es el momento de construir modelos de referencia prácticos y teóricos para que la transición energética no deje a nadie atrás”, concluye Prado.

Los perfiles que busca la organización no son exclusivamente técnicos: el Renovathon está abierto a todas aquellas personas que desean cambiar el sistema eléctrico desde distintos ángulos (renovables, eficiencia energética, inteligencia artificial, pobreza energética, género, emprendedores, sociólogos, incubadoras, cooperativas, redes de municipio, distribuidoras, etc).