La belleza de respetar los límites planetarios

Íñigo Larraya, director de sostenibilidad y RSC y Juan Alonso de Lomas, presidente de L'Oréal España

Madrid
Actualizado:

Guardar

Nuestro futuro depende de respetar los límites planetarios. Una cuestión que ha quedado clara durante el encuentro «Talks For the Future», organizado por L´Oréal y que ha contado con expertos en esta cuestión como Sarah Cornell, doctora en Ciencias de la Sostenibilidad en el Stockholm Resilience Centre de la Universidad de Estocolmo o Gonzálo Muñoz, cofundador de Sistema B y TriCiclos y Champion de la Cop25. Un escenario ideal en el que L´Oréal España ha presentado novedosas iniciativas para una transformación radical hacia un modelo de negocio para respetar los límites planetarios.

«Para conciliar nuestras necesidades con la preservación de un planeta con recursos limitados, estamos realizando una transformación radical de nuestro modelo de negocio, colocando la sostenibilidad en el centro. Ya no basta con que las empresas reduzcamos nuestro impacto medioambiental con objetivos ‘autoestablecidos’, por eso nuestro compromiso es garantizar que nuestras actividades respeten los ‘límites planetarios’ a lo largo de todo el ciclo de vida de nuestros productos», ha afirmado Juan Alonso de Lomas, presidente y CEO de L’Oréal España.

Para ello, esta firma ha definido, junto a expertos científicos, diferentes objetivos cuantificables para limitar el impacto de su actividad en el clima, el agua, la biodiversidad y los recursos naturales. En concreto, L’Oréal España, neutra en emisiones de carbono desde 2017 –según los scope 1 y 2-, abordará ahora la reducción de emisiones en el resto de su cadena de valor: transporte, abastecimiento de materias primas, fase de consumo comprometiéndose a reducir en un 50% todas sus emisiones de gases de efecto invernadero por unidad de producto terminado. En cuanto a la gestión sostenible del agua, la ambición de la compañía ahora es reducir aún más su consumo en los edificios en los que opera en España –su sede en Madrid, dos fábricas y dos centros de distribución- para 2025.

En sus esfuerzos para conservar los recursos naturales, L’Oréal se ha comprometido a que, para 2030, el 100% de los plásticos utilizados en sus envases procedan de fuentes recicladas o de base biológica -50% en 2025-, es decir, que eliminará el uso de plástico virgen. Además, para respetar la biodiversidad, el 100 % de los ingredientes de base biológica para fórmulas y materiales de envasado serán trazables y procederán de fuentes sostenibles, actualmente son el 68%.

Burgos, referente mundial en sostenibilidad

Y de todas sus fábricas, la situada en Burgos es referente en sostenibilidad al convertirse en la primera planta neutra en emisiones de carbono de 2015, gracias a una central de biomasa que permite que toda la energía que consume sea 100% renovable. Además, es la primera ‘fábrica seca’ de L’Oréal en el mundo desde 2017, es decir, que utiliza un sistema de circuito cerrado o waterloop, que recupera y recicla el agua de su fase de producción, lo que le ha permitido ahorrar desde entonces 10.707 m3 litros de agua, el equivalente a 3 piscinas olímpicas. Su trabajo para reducir las emisiones de CO2 en sus proveedores ha llevado a la planta a desarrollar el proyecto ‘Green Line for Europe’, un corredor sostenible de trenes y barcos para evitar el transporte en aviones y camiones convencionales -estos últimos solo utilizados en el transporte de la última milla- lo que les ha permitido reducir las emisiones de carbono en su transporte en un 20%.

Para proteger la biodiversidad de la zona, la fábrica ha puesto en marcha varias iniciativas como la creación de un arbolario de biodiversidad en sus instalaciones, que cuenta con una zona húmeda con un embalse de agua para reconstruir la vida acuática con insectos, la plantación de 800 árboles, la creación de una huerta ecológica que es cuidada por sus empleados y sus familias y el desarrollo de un paseo de 600 metros con zonas de picnic. Y en materia de economía circular ha fabricado palés a partir del plástico reciclado de los envases y los materiales utilizados en la propia planta.

Sistema innovador de etiquetado

El consumidor tiene un papel fundamental dentro de la transformación sostenible de la compañía. En este sentido, la marca Garnier, pionera en cosmética sostenible de gran consumo con su programa ‘Green Beauty’, será la primera en incluir un nuevo sistema de Etiquetado del Impacto del Producto que estará disponible en España en los productos de la marca que requieren aclarado a partir del verano de 2021. Este etiquetado informa a los consumidores sobre el impacto medioambiental y social de sus productos mediante una escala de la ‘A’ a la ‘E’, siendo los productos ‘A’ considerados como «los mejores en su categoría» en términos de impacto ambiental. Las calificaciones estarán disponibles en las páginas web de los productos.

Por su parte, Biotherm, a través de su compromiso de sostenibilidad ‘Water Lovers’ cuyo objetivo es promover la conservación de los océanos y los fondos marinos, ha lanzado un proyecto a tres años para limpiar ríos que ha arrancado ya en el Jarama y que desarrollará en colaboración con Seo/BirdLife y Ecoalf.

Ver los
comentarios

Vía www.abc.es